El pasado día 16 de febrero de 2017, celebramos un nuevo Foro DENAE, que contó con la colaboración de la Secretaría de Estado de Cultura y del INAEM, con el título “La encrucijada del Teatro y el Derecho”.

Las artes escénicas viven un momento de gran reconocimiento. El público disfruta yendo al teatro, no sólo al clásico, sino también al contemporáneo. Hoy en día, se escribe mucho teatro y se suceden los montajes, todo ello con un altísimo nivel de calidad. En cuanto al circuito de distribución, la red de teatros públicos se complementa con la iniciativa privada de productores, programadores y salas que apuestan por una oferta diversa, a pesar de las numerosas dificultades a las que habitualmente se enfrentan.

En este Foro, los profesionales del teatro y los abogados del sector, tuvimos la oportunidad de conversar sobre los retos que plantea sacar adelante cualquier proyecto teatral. Se trataron aspectos como la articulación empresarial del proyecto o la gestión de los derechos de representación teatral, poniendo especial énfasis en la labor creativa de quienes contribuyen al fomento de la producción teatral.

Participaron en el Foro, articulado como mesa redonda, algunos de los más destacados profesionales del sector. Para enriquecer la charla se contó con representantes de los distintos eslabones de la cadena escénica: creador, productor, gestor, exhibidor, y, por supuesto, con abogados conocedores del mundo teatral.

Para ello, organizamos esta sesión que se celebró a las 18:00h, en el auditorio de la Secretaría de Estado de Cultura, en Madrid (C/ San Marcos, 40).

Esta jornada se inició con la bienvenida de Carlos Fernández Peinado, Secretario General del INAEM, que acudió en representación de la Secretaría de Estado de Cultura, y de Iban Díez, Presidente de DENAE.

La mesa redonda estuvo moderada por Nerea Sanjuan y contó con los siguientes ponentes:

  • Miguel del Arco. Director, actor, guionista, dramaturgo. Co-fundador de Kamikaze Producciones, Director del Teatro Pavón Kamikaze
  • Alfredo Sanzol. Dramaturgo. Miembro de la Asociación de Directores de Escena de España y de la Sociedad General de Autores
  • Antonio Garrigues Walker. Presidente de la Fundación Garrigues, autor de teatro, miembro de SGAE como dramaturgo
  • Helena Pimenta. Directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico
  • Marta Beca. Abogada, Subdirectora de los Servicios Jurídicos en SGAE

Hashtag: #teatroderecho

 

 

Colaboran

Organizan

Resumen

La Asociación Española del Derecho del Entretenimiento, DENAE, organizó el 16 de febrero, en colaboración con el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, INAEM, una mesa redonda en la que profesionales del teatro y abogados expertos en el sector, debatieron sobre el estado actual de las artes escénicas. En concreto se trataron aspectos relacionados con la producción, la distribución y la exhibición de montajes teatrales, destacando todos los ponentes el alto nivel de la dramaturgia actual.

La jornada se inició con la bienvenida de Carlos Fernández Peinado, Secretario General del INAEM, que acudió en representación de la Secretaría de Estado de Cultura, y de Ibán Díez, Presidente de DENAE.

 

Alfredo Sanzol habló de su labor de escritura, apuntando que la producción está siempre presente en el proceso creativo. Para él, trabajar con los actores forma parte de su proceso de creación. Éste es el trabajo que está llevando a cabo con La ternura, proyecto en marcha y de próximo estreno en el Teatro de La Abadía, bajo la iniciativa de Teatro de la Ciudad. En cuanto al estado de la propia industria teatral, subrayó algo que viene defendiendo desde hace tiempo: la necesidad de cuidar la cantera de nuevos autores y de formarla, apostando por la puesta en escena de sus trabajos. Respecto a los montajes del teatro público, lamentó que excelentes montajes no tengan luego continuidad en el circuito de exhibición.

 

Helena Pimenta, Directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, habló de su travesía entre el teatro público y el teatro privado. Compartió vivencias de su etapa en el País Vasco y en Salamanca, también del “teatro de camioneta”, que practicó montando producciones a lo largo de provincias. En cuanto al rol de la institución pública, Pimenta partió de la idea de que el teatro sirve para construir ciudadanía. Desde ese punto de partida, los poderes públicos deben garantizar que el público tenga acceso a su dramaturgia, tanto la contemporánea como la clásica.

 

Miguel del Arco, Dramaturgo y Director de Escena, contó la experiencia como uno de los cuatro gestores del Teatro Pavón Kamikaze, que esta temporada 2016-2017 ha iniciado su andadura como teatro de titularidad pública cedido para su gestión privada. Para él, la dirección del Pavón Teatro Kamikaze está siendo la gestión de un teatro público en la forma, y privado en el fondo, con una apuesta clara por la dramaturgia actual y contemporánea. Con la ilusión de quien estrena algo, Del Arco compartió lo emocionante que es abrir, por la mañana temprano, la puerta de un Teatro con su propia llave. Habló también de la respuesta masiva de público que está teniendo el Kamikaze, y del ambiente electrizante que se vive en cada función. Defendió que el entramado teatral no puede vivir en la precariedad y que es necesario cumplir la regulación, pero también es preciso que ésta sea flexible. “Es necesario tener espacios seguros para que las representaciones sean peligrosas”, apuntó.

 

Marta Beca, abogada, Subdirectora de los Servicios Jurídicos de SGAE, habló de la labor de la SGAE gestionando y licenciando derechos de ejecución teatral. Explicó que, a diferencia de otras utilizaciones masivas, SGAE actúa como mandataria, licenciando directamente obra por obra y producción por producción. Comentó que la entidad está tratando de dar respuesta a las demandas de agilidad de sus usuarios. Una de las iniciativas es la obtención de la autorización del autor para permitir que sus obras se licencien automáticamente a compañías de teatro amateur y aficionado, sin necesidad de autorización individual.

 

Finalizó el turno con la intervención de Antonio Garrigues Walker, uno de los mayores juristas de este país, dramaturgo y enorme aficionado e impulsor de las artes escénicas. Su intervención fue un revulsivo que sirvió para invitar a los gestores teatrales a que abran más puntos de colaboración con el mundo empresarial y financiero. Otras disciplinas, como el mundo de las artes plásticas o la ópera, han logrado establecer estos vínculos de patrocinio privado de la cultura. Invitó a la SGAE y a otras instituciones similares, a que apoyen esta iniciativa con la comisión de estudios que refuercen el valor de apoyo empresarial al mundo de las artes escénicas. Compartió con los asistentes la visión de impulso de la dramaturgia actual, y comentó que la sociedad necesita un teatro que hable de sus problemas sociales (crisis de refugiados, corrupción, etc).

 

En el turno de debate se abrió el intercambio de opiniones entre ponentes y público. Se reforzó la necesidad de que se impulse una ley de mecenazgo que permita, precisamente, el apoyo del sector privado al mundo del teatro y, por supuesto, de la reducción del IVA del 21%.

 

Terminó la sesión con la invitación de Nerea Sanjuan a acudir a ver representaciones teatrales , en especial el "Hamlet" kamikaze, el clásico en el Teatro de la Comedia, la esperada "La Ternura" de próximo estreno en el Teatro La Abadía y "La Tentación de Vivir" en los Teatros Luchana.

Si quieres ver los contenidos privados, por favor inicia sesión