El pasado 8 de octubre de 2009 se celebró en la sede del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid el primer Foro-debate de DENAE con una temática de incuestionable actualidad: la Regulación del Juego en Internet.

El acto, moderado por Iban Díez López, vicepresidente de la Asociación, contó con la participación de Raúl Rubio, abogado de Landwell, Jorge Casanova, responsable del proyecto online del Casino Gran Madrid, y Laura Guillot, consultora en juego, ocio y medios con más de 15 años de experiencia.

Raúl Rubio hizo un repaso a la normativa actual, criticando que la manifiesta inactividad de la Administración provoca gran inseguridad jurídica en las empresas involucradas en este sector. En este sentido, la transferencia de las competencias en esta materia a las Comunidades Autónomas, implica que cada autonomía contaría con una normativa diferente, lo cual sería incoherente en los nuevos mercados globales.

Rubio comentó las sentencias del Caso Gambelli y la reciente de Bwin y la Liga Portuguesa de Fútbol Profesional, haciendo un especial énfasis a esta última, criticando que la misma va a traer más confusión si cabe, al limitar la libertad de mercados en esta materia, si bien resaltaba que el objetivo del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas era luchar contra el fraude y la criminalidad.

En este sentido, Rubio siguió desgranando el marco regulatorio actual, con la normativa específica del País Vasco y Madrid, que han optado por modelos diferentes, de licencias limitadas el primero y de autorización para el segundo. El ponente finalizó lamentándose por el complejo y lento marco normativo actual, lo cual considera que afecta a las empresas que quieran desarrollar este negocio de forma legítima en nuestro país.

El segundo de los ponentes, Jorge Casanova, explicó los planes del Casino Gran Madrid para los próximos meses, teniendo su exposición un marcado carácter comercial y del negocio del juego en España. Casanova criticó la enorme indefinición legal del casino online y la clara competencia desleal que realizan con los casinos físicos, que están sometidos a una normativa y a una fiscalización mayor que los anteriores. En este sentido, puntualizó que los casinos online no tributan en destino, que no en todos los casos revisan la edad de sus usuarios y que no están sujetos al control administrativo para evitar el blanqueo de capitales.

Del mismo modo criticó los requisitos impuestos por la Comunidad de Madrid para la concesión de autorizaciones para la llevanza de esta actividad, al establecer que los menores y los prohibidos no pueden participar en dichas actividades, que los servidores deben estar localizados físicamente en la Comunidad de Madrid, que la Administración deberá ser capaz de controlar todas las transacciones en tiempo real, o que deberán adoptar mecanismos para permitir la trazabilidad de las transacciones.

Casanova finalizó resaltando que podría darse la paradoja de que podría crearse un casino online que operase desde la Comunidad de Madrid para todo el mundo, excepto para el resto de comunidades autónomas si éstas establecen las mismas exigencias que la anterior, lo cual sería completamente incoherente y dañino para este sector en auge.

Para finalizar, Laura Guillot, volvió a resaltar la desventaja competitiva de las empresas españolas frente a otras extranjeras, que operan en España pero sin someterse a las difusas y complejas normas nacionales, criticando que Loterías y Apuestas del Estado sea al mismo tiempo ente regulador y operador del mercado.

Guillot puso de manifiesto la doble moral de nuestro país, donde se habla de “Juego Responsable” para que los menores no estén involucrados en actividades de juego, si bien al mismo tiempo son los mismos niños los que cantan ciertos premios de lotería o se comercializan en los centros comerciales juegos infantiles de casino, bingo y lotería.

La deficiente regulación nacional y autonómica también se manifiesta en la publicidad, la cual obtiene un desigual trato según cada comunidad autónoma, lo cual se antoja arto complicado cuando, por ejemplo, un autobús con publicidad debe viajar entre diferentes comunidades autónomas. Guillot abogó por promulgar una normativa “cumplible” y lógica .

Si quieres ver los contenidos privados, por favor inicia sesión