El pasado día 20 de febrero, celebramos un nuevo Foro DENAE, organizado conjuntamente con la Comisión Europea, con el título: “Noticias falsas. Confianza y configuración de la opinión pública en los tiempos de Internet”.

Hace algunos años se miraba Internet como la gran esperanza para la difusión libre y veraz de la información y las ideas y sólo se alcanzaban a ver los aspectos más positivos de una herramienta que ha cambiado el mundo. Era el único medio que nos permitía difundir a los ciudadanos, sin intermediarios, lo que pensábamos a un coste mínimo y donde la libertad de información adquiría su máxima y más democrática expresión.

En los últimos años, coincidiendo con la implantación de las redes sociales como medios informativos alternativos, se ha empezado a ver algunos aspectos no tan positivos y, entre ellos, se ha propiciado desde múltiples sectores la utilización de las redes e Internet como forma para expandir noticias falsas o verdades emocionales o parciales con el fin de influir torcidamente en la opinión pública.

La ausencia de filtros profesionales o de control editorial, y la utilización de soportes multiplicadores para su expansión en Internet ha generado la seria sospecha de que mentiras y “postverdades” han podido influir de manera relevante en la formación de la opinión pública en determinados procesos, como podrían ser lo últimos procesos electorales presidenciales en los Estados Unidos de América, el referéndum para el Brexit en Reino Unido o el referéndum para la reforma constitucional en Italia.

En este contexto la Unión Europea ha lanzado varias iniciativas para frenar y analizar con profundidad el fenómeno de las noticias falsas.

Por un lado, la Comisión Europea ha lanzado meses atrás, como parte de su estrategia de crear un Mercado Único Digital, una Consulta pública sobre el tema y cuyo plazo para contestar finaliza unos días más tarde de celebrarse este Foro. También ha iniciado sus trabajos un “High Level Group”, que ofrecerá sus conclusiones antes del verano. Y por otro lado, el Parlamento Europeo ha creado recientemente una unidad para combatir las noticias falsas y la desinformación sobre la política de la Unión Europea, tal y como hizo ya hace unos años el Servicio de Acción Exterior de la UE con su equipo “EU Stratcom”. A lo que se suman las distintas iniciativas de los Estados miembros para luchar contra este fenómeno y su excesiva influencia en la opinión pública.

En este Foro hemos tratado este fenómeno desde tres perspectivas, que a su vez han sido las tres mesas de debate que configuraron la jornada: la sociopolítica, la de los medios de comunicación y la del Derecho.

Programa:

9:00h – Acceso y acreditaciones

9:30h – Presentación institucional a cargo de Jochen Müller, Political Counsellor de la Representación de la Comisión Europea en España e Iban Díez, presidente de DENAE.

10:00h – Primera Mesa: Análisis del contexto sociopolítico

Moderada por Rafael Moyano. Director adjunto de El Mundo, contó con los siguientes ponentes:

  • Mira Milosevich-Juaristi. Investigadora principal del Real Instituto Elcano
  • Francesc Vallès. Regulatory & Public Affairs Director de Hill+Knowlton Strategies
  • Andrés Jiménez Rodríguez. Director del Área de Seguridad y Justicia del Defensor del Pueblo

11:15h – Segunda Mesa: Análisis desde los medios

Moderada por Francisco Asensi. Experto en innovacion en contenidos y negocios digitales, contó con los siguientes ponentes:

12:30h – Tercera Mesa: Análisis jurídico

Moderada por Juan Antonio Orgaz. Vicepresidente y director de eventos de DENAE, contó con los siguientes ponentes:

  • Vicente Moret. Letrado de las Cortes Generales en Congreso de los Diputados
  • Carolina Pina. Abogada y socia en Garrigues
  • Julia Muñoz-Machado. Abogada y socia en Bufete S. Muñoz Machado

13:45h – Clausura. José María Lassalle, secretario de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, clausurará la jornada.

14:15h – Vino español.

 

Lugar: la Sala Europa, en la Representación de la Comisión Europea en España, sita en Paseo de la Castellana, 46 – 28046 Madrid.

Hashtags: #forofakenews y #DSM

 

 

 

Organizan

Resumen

El pasado martes 20 de febrero, tuvo lugar en la sede de la representación de la Comisión Europea en Madrid, un nuevo Foro DENAE, organizado conjuntamente con la Comisión Europea, para tratar el complejo fenómeno de las noticias falsas y la desinformación en los tiempos de Internet. El evento tuvo lugar unos días antes del vencimiento de la fecha límite para el envío de contribuciones a la consulta pública sobre esta materia lanzada por la Comisión Europea, y que tiene como fin recabar información para adoptar decisiones de calado en esta materia.

 

La Jornada comenzó con las palabras de bienvenida de Jochen Müller, Political Counsellor de la Representación de la Comisión Europea en España, e Iban Díez, Presidente de DENAE. Ambos resaltaron lo adecuado del foro en el contexto de las iniciativas adoptadas por la Comisión Europea en esta materia.

 

Las noticias falsas desde el punto de vista sociopolítico

La primera mesa de debate abordaba el fenómeno de las noticias falsas desde la perspectiva socio-política. Se inició con la intervención de Rafael Moyano, Director Adjunto de El Mundo, quien también actuó como moderador de la mesa. Moyano explicó que dos de las principales plataformas de Internet, Google y Facebook, habían empezado a adoptar medidas para combatir el fenómeno de las “fake news”, cambiando políticas y colaborando con medios. Por su parte, Mira Milosevich-Juaristi, Investigadora Principal del Real Instituto Elcano, puntualizó que es un error identificar información con conocimiento y que las noticias falsas no son un fenómeno nuevo, sino que ahora están de moda por el altavoz de las redes sociales y porque, en muchos casos, se usan con una intencionalidad política. Francesc Vallès, Regulatory & Public Affairs Director de Hill+Knowlton Strategies, explicó que el problema también está en el hecho de que los usuarios han trasladado la confianza que antes daban a los medios “tradicionales”, con filtro editorial y contraste, a las redes sociales, las cuales no tienen filtro ni contraste pero que se presentan con apariencia de veracidad. El principal enemigo de la libertad no es, por  tanto, la falta de verdad, sino la confusión sobre la misma, añadió Vallès. Andrés Jiménez Rodríguez, Director del Área de Seguridad y Justicia del Defensor del Pueblo, explicó la necesidad de ponderar derechos fundamentales a la hora de abordar esta cuestión. Asimismo señaló la necesidad de diferenciar entre las noticias falsas difundidas por operadores privados con una intencionalidad determinada y las difundidas a propósito por las Administraciones Públicas, siendo este último escenario el ámbito de intervención directa del Defensor del Pueblo.

 

Los medios de comunicación

La Jornada continuó con una segunda mesa, moderada por Francisco Asensi, experto en innovación en contenidos y negocios digitales, y que enfocó la cuestión desde la perspectiva de los medios de comunicación. El primero en intervenir fue Ramón Salaverría, Profesor titular de periodismo de la Universidad de Navarra, quien alertó de la distorsión que supone dar prioridad a la atracción de la audiencia por parte de las redes sociales frente al contraste de la verdad, proponiendo como medida necesaria que se incluya en los programas educativos cómo entender las fuentes de la noticia y cómo identificar una mentira. Por su parte, David Alandete, Director Adjunto de El País, expuso que la novedad actual en el campo de las noticias falsas está en la arquitectura de su producción y difusión. El modelo de distribución tradicional de información ha cambiado con la introducción de los algoritmos de las plataformas de Internet que priman la audiencia y los “clics” frente a otros criterios de difusión. En ese contexto es muy sencillo expandir bulos o falsedades con intención, por lo que Alandete propone que las plataformas sean más transparentes en sus algoritmos. Maylis Chevalier, Country Manager de Ligatus Spain, mostró su preocupación por el efecto colateral que las noticas falsas tienen en el ecosistema digital. Ella lo denominó el “efecto palanca” provocado por los algoritmos de las plataformas, donde se prioriza el número de clics frente a los criterios periodísticos. En este contexto, las “fake news” son el cebo para atraer esa audiencia, y la publicidad online de compra venta programática acaba en los espacios online que más audiencia reciben. Por tanto, la oportunidad estaría en dar a los algoritmos criterios periodísticos. Finalmente, Julio Montes, Co-fundador de Maldita.es, también señaló que sale rentable anunciarse en sitios de bulos y noticias falsas, y que ese es uno de los problemas. Según Montes, es necesario que la sociedad despierte ante este problema, ya que sin una ciudadanía formada y concienciada no sobrevivirá la profesión periodística, ni la propia sociedad.

 

La perspectiva jurídica

La última mesa, que tenía la encomienda de tratar la cuestión de las noticias falsas desde la perspectiva jurídica, estuvo moderada por Juan Antonio Orgaz, Vicepresidente y Director de eventos de DENAE. Vicente Moret, Letrado de las Cortes Generales en Congreso de los Diputados, abordó varias de las posibles soluciones para atajar el problema de las noticias falsas pero matizó que la regulación debe ser la última de esas soluciones porque la intervención del legislador debe ser mínima o poco intrusiva. Por su parte, Julia Muñoz-Machado, Abogada y Socia en Bufete S. Muñoz Machado, expuso los derechos fundamentales que están en juego en el problema de las noticias falsas y recordó que para que predomine la libertad de información sobre cualquier otro derecho o libertad fundamental, es necesario que la información sea veraz. Si no lo es, la información falsa puede ser atacada y respondida. Finalmente, Carolina Pina, Abogada y Socia en Garrigues, mostró su cautela a la hora de promover soluciones legales por la falta de control sobre los contenidos que tienen las plataformas de Internet y explicó mecanismos posibles, como el sistema de denuncias alemán, que obliga a los intermediarios a retirar noticias manifiestamente ilícitas.

 

La Jornada finalizó con la clausura a cargo de José María Lassalle, Secretario de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, quien avanzó que el Gobierno español reforzará la ciberseguridad en el marco de su estrategia para la transformación digital en España como base para luchar contra las noticias falsas

 

Si quieres ver los contenidos privados, por favor inicia sesión