Resulta especialmente complicado acotar el concepto de Cloud Computing”, si acaso podríamos definirlo como la posibilidad por parte de particulares y empresas de acceder a utilidades o piezas de software mediante fórmulas innovadoras distintas a la tradicional adquisición de licencias de uso, siendo esta novedad en el acceso una gran posibilidad para la aparición de nuevos modelos de negocio en la industria del software.

Independientemente de definiciones o acercamientos teóricos, lo que resulta evidente es que el “Cloud Computing” constituye un hito en el mundo del software, particularmente para adecuar los conceptos de “necesidad” y “capacidad”.

Sirvámonos de un claro ejemplo para observar esto; la llegada de un bebé a una familia es siempre una auténtica revolución donde surgen problemas estructurales y, en particular, dos cuestiones que a más de uno le resultarán conocidas:

●     (a) ¿nos mudamos a una casa más grande?

●     (b) ¿cambiamos nuestro utilitario por un coche familiar?

Las dos son “necesidades” relacionadas con el desajuste de “capacidad” disponible que se produce con la llegada de ese nuevo ser.

Si aplicamos a este ejemplo una solución análoga con el mundo del software, el “Cloud Computing” solucionaría estos desajustes de capacidad mediante una ampliación directa de la ya existente; es decir permitiría ampliar la casa y el coche, sin necesidad de cambiarlos. Permite ampliar y modificar el software y los servicios asociados al mismo sin sustituirlos por nuevos.

Sin duda, esta solución automática del binomio “necesidad-capacidad” convierte al “Cloud Computing” en una auténtica revolución silenciosa y en una gran oportunidad para cualquier empresa y, en particular, para las empresas tecnológicas. Asimismo, para los profesionales del derecho, constituye un reto muy importante detectar todas las implicaciones jurídicas que tiene el “Cloud Computing”, así como darles una adecuada respuesta.

Desde la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE DERECHO DEL ENTRETENIMIENTO – DENAE somos muy conscientes del interés que muchos socios tienen por esta cuestión que, aunque incide en muchas cuestiones tecnológicas, tiene gran repercusión jurídica para las empresas a las que asesoramos. Abrimos, por tanto, nuestro programa de eventos para este curso 2010 – 2011  con un nuevo FORO DENAE sobre esta cuestión e invitamos a todos nuestros socios a participar en el mismo.

El Foro tuvo lugar el pasado 28 de octubre de 2010, a las 18:30 horas, en la sede de la FUNDACIÓN PONS, calle Serrano 138, Madrid.

Este acto estuvo moderado por Ana Ramos, Gerente de Asesoría Jurídica de Negocio de Yell Publicidad (Páginas Amarillas), y socia de DENAE, y  contó con la participación de los siguientes expertos:

●     Gonzalo Díe Socias. Director de Planificación y Relaciones Externas de RED.ES.

●     Sönke Lund. Socio de Monereo Meyer Marinel-lo Abogados.

●     Carlo Ciccarelli. Director de la Asesoría Jurídica de Atos Origin.

●     Carlos de Miguel. Consultor y fundador de Idéatelo.

●     Carlos Basterra. Account Manager de Google Enterprise.

La sesión comenzó con una exposición por parte de los ponentes, abriéndose a continuación la Mesa para el debate a todos los asistentes. Contó con la colaboración de Fundación Pons.

 

Si quieres ver los contenidos privados, por favor inicia sesión