Lugar: Palacio Municipal de Congresos de Madrid. Sala Londres.

Fecha y hora: 23 de noviembre de 2011, de 10:00 a 11:30 horas.

DENAE es el punto de encuentro de los profesionales del Derecho del Entretenimiento en España. Desde su creación en 2009, ha conseguido la asociación de más de 160 abogados y juristas, que han participado en más de 15 actos organizados por la Asociación, seminarios o sesiones de networking. DENAE nació como idea durante el FICOD 2008, por ello entendemos que este Foro debe ser el punto de encuentro natural de todos los profesionales del Derecho del Entretenimiento que, en pura lógica, engloba a los profesionales jurídicos de la industria de los contenidos digitales.

DENAE ofrece en FICOD 2011 la celebración del II Encuentro Profesional del Derecho del Entretenimiento. La industria audiovisual en 2011.

Un acto sectorial abierto a todos los profesionales de la industria de los contenidos digitales, que consistió en un debate inicial, impulsado por un panel de varios asociados de DENAE vinculados de forma diversa con la industria audiovisual (productoras, cadenas de televisión, plataformas de distribución… etc), en el que se puso sobre la mesa necesidades, retos e inquietudes y experiencias personales en el curso del ejercicio de la profesión en la industria audiovisual.

El acto terminó con un coloquio entre todos los asistentes y una sesión de networking, que permitió a los profesionales del derecho encontrarse con representantes de la industria.

El panel estuvo moderado por Juan Antonio Orgaz, Presidente de DENAE, y estuvo formado por los siguientes ponentes:

  • Marina Arto de Prado. Abogada de la asesoría jurídica del Grupo Antena 3.
  • Fernando Fernández Aransay. Socio de VTF Abogados.
  • Teresa López. Directora de asesoría jurídica de Youzee.
  • Jose Luis Orpez Uceda. Responsable de asesoría jurídica de Zeppelin Televisión.
  • Marta Sanz. Secretaria General de Chello Multicanal.

 

Resumen

La industria de los contenidos digitales en España facturó un total de 9.125 millones de euros en 2010, un 14,1% más que en 2009, según refleja el Informe anual de los Contenidos Digitales en España 2011, elaborado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), presentado  en el marco de FICOD 2011 (Foro Internacional de Contenidos Digitales), celebrado en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid hace unos días.

En 2011 el 91,5% de los españoles consumió algún tipo de contenido digital a través de Internet o mediante un dispositivo no conectado a la Red. El 68,2% de la población española consume contenidos a través de la Red mientras que el 88,9% lo hace con un dispositivo no conectado.

Los datos revelan que el ordenador es el dispositivo más utilizado para consumir cualquier tipo de contenido digital en 2011, principalmente para leer periódicos y libros. Además el 27% de los españoles recurren diariamente a Internet para llevar a cabo esta práctica.

Escuchar música se convierte en la segunda actividad más realizada cada día (18,5%) en el ámbito de los contenidos digitales.

En lo referente a la opinión de los consumidores, el estudio apunta que el 65% valora la oferta de contenidos digitales en castellano como completa o suficiente, un tercio considera adecuado su precio y casi la mitad de los usuarios aceptaría la recepción de publicidad a cambio de recibir contenidos gratuitos. El informe completo puede descargarse de la web del Observatorio: www.ontsi.es

Denae es la asociación de profesionales del derecho del entretenimiento que desde el 2009 se ha convertido en un foro de opinión plural donde se analizan las cuestiones que preocupan a la industria de los contenidos digitales. Organizada alrededor de unos ciento setenta asociados de toda España, planea en los próximos cinco años expandirse geográficamente y ser una asociación de carácter nacional.

Por este contenido plural, muchas de las opiniones que Iban Diez, su vicepresidente y abogado del área de Propiedad Intelectual de Gomez Acebo & Pombo son a título personal: “no representamos a ningún interés particular sino a muchos en su conjunto”, precisa.  “Englobamos a abogados de entidades de gestión; de productoras; profesionales de la industria de la música, sector editorial, despachos de abogados, etc., de ahí que las opiniones sobre ciertos temas no sean homogéneas”.

En el escaparate de FICOD han vuelto a organizar otro encuentro profesional. Si en la pasada edición se centró en la figura del abogado de entretenimiento, en esta ocasión este evento se ha centrado en la problemática de la industria audiovisual.

Las cuestiones han sido candentes y de plena actualidad gracias a ponentes como Marina Arto, abogada de Antena 3TV; Jose Luis Orpez de Zeppelin; Fernando Fernández Aransay de VTF Abogados  que asesora de forma independiente a empresas del sector y Teresa López, de la plataforma de cine online, Youzee, aún pendiente de desembarcar en nuestro país, moderados por Juan Antonio Orgaz, presidente de DENAE .

“De esta forma se han analizado cuestiones como la inversión del 5 por cien en producción europea, tema que preocupa a los operadores de televisión y que está pendiente de recurso del Tribunal Constitucional en nuestro país mientras que el propio TJUE de la UE avala esta práctica,”, explica Diez.

Respecto a las productoras, a este sector le preocupa la concentración de medios “eso ha hecho que estas empresas hayan perdido la posición ventajosa que tenían antes con mayor pluralidad”.

También se abordó la cuestión de las inspecciones laborales que este sector viene sufriendo en los dos últimos años “creo que la mayor parte de las productoras de cine y televisión del país las han sufrido”, resalta Iban Diéz.

Con la presencia de la abogada Marta Sanz, de Chello Multicanal se analizó la sentencia del TJUE de la UE donde  se cuestionan las cesiones territoriales que se hacen en Europa sobre las fusiones de televisión. “La conclusión principal era que se restringía la competencia al no facilitar descodificadores fuera del territorio; se pueden ceder los derechos de las emisiones en exclusiva, pero no se puede restringir que un ciudadano pueda adquirir un decodificador fuera de su país porque de lo contrario estaría atentando contra la libertad de prestación de servicios”.

Otro de los fenómenos muy a tener en cuenta en este sector es de las  plataformas de acceso online, ya hay alguna operando en nuestro país, como Filmix o Watkins, aunque se prevé que la gran eclosión llegue en los próximos años.

Para Teresa López de Youzee, que harán el lanzamiento en el 2012 se han decantado por un modelo de suscripción aunque parece ser que se han encontrado con algún problema con las entidades de gestión en este sentido. Ellos comercializan el derecho de puesta a disposición de obras audiovisuales, ese derecho, de acuerdo con la Ley de Propiedad Intelectual, implica una remuneración equitativa que habrá que pagar a los autores; intérpretes y ejecutantes. Cuando han ido a negociar esas tarifas con las entidades de gestión se han dado cuenta que son excesivas. Ello puede hacer que se decanten por desarrollar un modelo de negocio diferente. Ahora mismo las negociaciones están abiertas entre las partes.

La Ley de Propiedad Intelectual, pendiente de reforma, en un sector como éste, repleto de innovaciones, convendría saber si existe el marco legal adecuado para su desarrollo. Desde DENAE se advierte que no hay una opinión uniforme sobre este tema, viendo la pluralidad de voces que la configuran. “En uno de nuestros últimos eventos si se abordo la posible modificación de la Ley de Propiedad Intelectual, es un buen marco legislativo pero a la luz de las nuevas realidades de explotación y gestión debería modificarse y ser más flexible de lo que es ahora,” comenta Díez. El sector de los contenidos digitales, como señala el informe que adjuntamos a este reportaje, crece en ratios del 14 % y por vez primera supera al sector analógico “, sólo hacen corroborar la tendencia del mercado donde prima lo digital; y donde fenómenos como las plataformas de cine del estilo de Youzee subrayan hacia donde se encamina la industria. Al final, es evidente que la industria de contenidos digitales es y será más digital en el futuro.

Para los expertos este crecimiento notable, al igual que el propio comercio electrónico con ratios que superan el 26% trimestral está al margen de la crisis generalizada que vive el país. “En mi opinión, creo que la industria de contenidos digitales aún tiene un margen de crecimiento bastante considerable. La crisis lo único que ha hecho ha sido ralentizar esta expansión. Es evidente que en un contexto económico más favorable hubiera sido mayor”, explica Iban Díez. Para la industria española es bastante evidente que América Latina puede ser el mercado natural para exportar estos contenidos. “Aún creo que no se ha explorado lo suficiente y es una oportunidad bastante buena de seguir creciendo. Debemos explotar un gran activo, como es nuestra lengua, para hacer negocio con estos países”, añade.

Pirateria y creadores. Hablar de contenidos supone hacerlo del conflicto que existe desde hace años en nuestro país entre creadores y consumidores, con la Ley Sinde como telón de fondo, una normativa que pareció fragmentar al país en dos bandos: "Desde DENAE hemos abordado este asunto a través de un foro monográfico; la verdad que las opiniones son diversas como corresponde a la naturaleza de nuestros asociados", comenta Diéz.  Hay quienes dejan claro que es una legislación inútil y que no va a generar más que problemas, mientras que otros socios se decantan por que es es la normativa ideal para acabar con el problema de las descargas piratas. “Creo que es fundamental, bajo mi punto de vista como abogado experto en estos temas, que es fundamental esperar a la aprobación del Reglamento en cuestión que desarrolle esta ley; realmente todos los profesionales del sector estamos esperando su implantación para ver cómo queda definida esta normativa. Debe ser eficaz para frenar el problema de piratería que tenemos”.

Sobre los altos índices de piratería que tiene nuestro país, incluido en las listas negras norteamericanas, se advierte que no es sencillo frenar asuntos como éste y que no es tanto el importar modelos vecinos, como el francés o el inglés, que también tienen este problema legal, “no se trata de cómo importar una solución, sino de generarla desde el propio sector de contenidos, se trataría de buscar un consenso entre todas las partes afectadas que derivase en una solución idónea a la realidad española”, explica Iban Díez. Desde su privilegiada posición de jurista que conoce estos temas a diario, "este pacto digital es complejo porque ya se intentó llegar en el pasado a un consenso generalizado, pero da la sensación que es la mejor opción”.

Emerge el sector del juego. Otra actividad destacada con gran potencial en nuestro país es el juego online. Aprobado a lo largo de este año su normativa, los conocedores de esta actividad fijan en unos 800 millones de euros los ingresos para este año según Fundación Codere, una tarta que a nivel mundial se dispara a los 20.000 millones de euros: ”Hemos analizado desde Denae las implicaciones de este subsector con tanto futuro. Fue el primer acto que organizamos hace ya casi dos años y la verdad es que siempre hemos vislumbrado una oportunidad de negocio importante. Precisamente la asignatura de nuestro país era tener un ordenamiento jurídico a esta actividad, bastante habitual en otros países”. Hasta la entrada en vigor en mayo pasado de la nueva normativa, el sector tenía una normativa antigua que no reflejaba realmente su gran proyección como actividad empresarial. Ahora habrá que ver como se gestionan los intereses de la Administración y de los propios operadores. Es bastante posible que otras actividades como el llamado juego social, participativo, sin premio, se pueda expandir desde este contexto.

Precisamente es el carácter participativo, uno de los elementos que pueden cambiar algo en el futuro la industria de contenidos o al menos su concepción. “Han llegado las redes sociales para quedarse y fomentar la participación del ciudadano", observa Ibán Diez. De hecho ahora el fenómeno del llamado periodismo participativo es un hecho evidente. “Frente al contenido tradicional, ahora surge la opción de opinar por parte del usuario e incluso tener una presencia activa en ese escenario. El usuario se relaciona e interactúa con su entorno".  Son los casos de Facebook o Twitter y luego de determinadas redes sectoriales donde los propios usuarios pueden subir sus propios contenidos. “Internet, bajo mi punto de vista, es ahora social; desde el que hace su página web hasta muchos de los contenidos que vemos en esas redes sociales”.

Proteccion de datos. En este entorno de social media la polémica, está en la negativa de los grandes buscadores y redes sociales a someterse a la legislación del país donde operan, "todos los operadores que trabajan en nuestro país arrancan su actividad desde Estados Unidos. Alegan que su servicio lo ofrecen desde fuera de España”, en este caso surgen diversas cuestiones si están en contacto con el público español, realmente están, según la Ley de Servicios de Sociedad de la Información (LSSI) sometidos a la legislación española. En los casos de protección de datos y privacidad si uno analiza la Directiva comunitaria sobre esos temas, parece que les da un poco la razón, al señalar esta disposición que la legislación a la que se someterán será aquella donde se traten los datos, en este caso los Estados Unidos. En el momento que traten datos en la UE, tendrán que someterse a una nueva normativa.

Precisamente, muchos de los expertos señalan la legislación española en protección de datos como una de las más duras de Europa. “Sin embargo, la última modificación en materia de protección de datos que afecta al régimen sancionador va con una línea más flexible y de regular mejor el aspecto sancionador.” Frente a esta potestad sancionadora, el sector ya explora la posibilidad de adaptar métodos extrajudiciales de resolución de conflictos. “Este asunto ya sido muy debatido en Denae, incluso organizamos una mesa redonda con especialistas en materia del arbitraje para que nos contasen sus impresiones". “La via judicial está muy saturada; parece lógico pensar que en un escenario multimedia como el nuestro con tantas implicaciones se busque esta fórmula de arreglo extrajudicial". “ En países como Estados Unidos ya funciona una Corte de Arbitraje que dirime las disputas de la industria del cine. En España, la iniciativa de la Corte de Arbitraje de la Cámara de Madrid ha generado una sección específica en temas de tecnología de la información, a petición de la industria y patronales de este sector tan competitivo". ”Es fundamental para ello que exista un cambio de mentalidad tanto en los profesionales del Derecho como en las empresas y mayor confianza en los medios extrajudiciales de resolución de disputas”.

Si quieres ver los contenidos privados, por favor inicia sesión